Pros y los contras de los estilos de liderazgo de equipo

Categories Uncategorized
0

En 2005, el experto en liderazgo John Maxwell identificó influencia como la verdadera medida del liderazgo. El papel de un líder es, en última instancia, influir en los miembros del equipo para llevar a cabo una determinada tarea, mientras que el fomento de la cohesión del equipo y la motivación. En 1939, el científico social Kurt Lewin aplicó sus teorías para el desarrollo organizativo e identificó tres estilos de liderazgo: autoritario, participativo / democrático y laissez-faire. Cada estilo tiene sus pros y sus contras. Por lo tanto, la conciencia de cada estilo de liderazgo ayuda al gerente a adoptar el enfoque correcto de acuerdo con el contexto de una situación dada.

Un líder autoritario adopta un enfoque dominante y dictatorial al frente de sus miembros del equipo. Liderazgo autoritario impone autoridad por reglas y procedimientos estrictos en lugar de fomentar el trabajo en equipo. Un estilo de liderazgo autoritario encaja mejor en situaciones de urgencia y estresante. Estas situaciones exigen una firme y decidida líder que es capaz de tomar decisiones sin consultar a los miembros del equipo. Sin embargo, un líder autocrático puede cultivar la resistencia pasiva en sus seguidores, lo que resulta en un menor rendimiento de los miembros del equipo.

El líder democrático o participativo involucra a los miembros del equipo en el proceso de toma de decisiones. Se fomenta la participación entre sus seguidores y su objetivo es proporcionar una guía en lugar de la autoridad. Este tipo de liderazgo tiene como objetivo motivar y capacitar a los miembros del equipo. El énfasis en la participación y toma de decisiones grupales crea un sentido de pertenencia en el equipo. A veces, sin embargo, el líder democrático puede ser percibida como insegura e incapaz de llegar a una decisión final sin consultar antes con sus seguidores.

El laissez-faire o líder de rienda suelta apenas ofrece orientación a los miembros de su equipo. Control en el grupo es mínima, la autoridad se comparte entre los miembros. El enfoque rienda suelta puede resultar un tipo efectivo de liderazgo cuando el equipo ha conseguido la identidad y la cohesión, lo que los miembros del equipo motivados y con recursos. En tales situaciones, la puesta en común de la autoridad y dirección mínima faculta a los miembros del equipo. La falta de dirección en el laissez-faire de liderazgo, sin embargo, puede dar lugar a los miembros del equipo desmotivado. Los miembros del equipo pueden sentirse perdido y sin el apoyo de su líder.

En sus estudios, Lewin llegó a la conclusión de que el liderazgo participativo o democrático produce los mejores resultados, ya que proporciona un medio entre el extremo de la autoridad del líder autoritario y la falta de dirección en el laissez-faire de liderazgo. Sin embargo, cada estilo de liderazgo puede resultar eficaz cuando se aplica en el contexto adecuado. El papel de un líder eficaz es adoptar el estilo que mejor se adapte a la dinámica de su equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>