¿Cuáles son algunos de los dilemas éticos que enfrentan los consejeros?

Categories Uncategorized
0

La consejería es un proceso que con frecuencia requiere una persona para compartir detalles íntimos y personales, creando vulnerabilidad por parte del cliente. En este sentido, el consejero debe actuar de una manera responsable y consciente de la vulnerabilidad del cliente. Por esta razón, los consejeros deben ser conscientes de su poder en la relación. Comprender las cuestiones éticas por parte del consejero puede ayudar a proteger al cliente. El consejero que puede anticipar los dilemas éticos se prepara para hacer frente a estas situaciones que puedan surgir.

Las relaciones duales son cuando un consejero está involucrado en una relación con un cliente fuera del ámbito de la consejería. Este tipo de relaciones se considera poco ético porque socavan la confianza que es imprescindible un buen asesoramiento. La violación más flagrante viene en la forma de las relaciones románticas o sexuales. Este tipo de relaciones constituyen un abuso de poder por parte del consejero. Éticamente, el consejero debe trabajar como un aliado de confianza, cuya función es habilitar al cliente. Esto no es posible cuando una relación sexual o romántica está presente.

Los consejeros están éticamente obligados a no causar daño a sus pacientes. Aunque este principio ético abarca muchos dilemas posibles, incluye el uso de técnicas terapéuticas o asesoramiento. Algunas técnicas han demostrado ser perjudiciales para los clientes. El consejero debe ser exigente en la elección de estrategias. Por ejemplo, la estrategia de descubrimiento suprimió recuerdos es una técnica controvertida es decir, sin una base científica firme y se ha sabido para causar daño psicológico a los clientes. En algunos casos, los clientes se han llevado a recordar los casos de abusos que nunca ocurrieron.

De acuerdo con el método de Kaplan David de la Asociación Americana de Consejería en un informe de 2006, los consejeros tienen el deber de advertir a los demás si se les informa que un daño grave e inmediato podría ocurrir ya sea al cliente u otra persona. Se trata de un grave conflicto para muchos consejeros, ya que también están obligados a mantener la confidencialidad del cliente. Sin embargo, si el cliente informa al consejero de planes para dañar a sí mismo oa otros, o si está en peligro de ser dañado, el cliente tiene la obligación ética de informar a los demás como médicos, policías o una persona que puede ser dañado.

Aunque la idea de dar un regalo de un cliente podría parecer inofensivo, en verdad consejeros luchar con las implicaciones éticas involucradas. Los consejeros deben sopesar si aceptar o rechazar el regalo puede causar daño al cliente y en qué medida. Por ejemplo, si se trata de un regalo caro, el consejero debe tener en cuenta si la aceptación de la misma interfiere con la dinámica de poder de la relación asesor-cliente. Por el contrario, el rechazo de un regalo de escala más pequeña puede ser un insulto para el cliente, creando tensión y desconfianza en la relación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>